Senén Caba critica actitud pasiva del Colegio Médico
Escrito por Basilio Rojas el Jueves 12 de Abril del 2018.

El expresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Senén Caba, criticó ayer la pasividad con que la actual directiva del gremio está manejando las demandas del sector salud.

“Es una directiva que vive bendiciendo todo lo que está haciendo la OISOE”, se quejó Caba, refiriéndose a los recorridos de supervisión que realiza el presidente del CMD, Wilson Roa, por los hospitales intervenidos junto al director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), Francisco Pagán.

Aunque reconoce que las huelgas no lo resuelven todo, dijo que el gremio ya no es el Colegio “levantisco y reclamante”, que ha sido desde su fundación hace más de 100 años.

“Dista mucho de las expectativas que teníamos los médicos, un Colegio que se mantuviera expectante, asertivo, no pasivo, que a veces tú crees que rayan en la indiferencia. Ese no es el Colegio Médico al que yo aspiraba con esta gestión, se lo digo como pasado presidente y un gremialista de más de 30 años. Estoy hasta adjurando de mi condición de gremialista, porque si eso es el gremio, prefiero ser una voz que clama sola en el desierto, pero a mí nadie me va a amedrentar”, dijo a elCaribe.

Falta personal y equipos en Moscoso

El galeno, quien labora en el recién reinaugurado hospital Francisco Moscoso Puello desde hace 27 años, también reiteró la necesidad de más personal médico y de enfermería, especialmente en el área de cuidados intensivos.

De hecho, tras la reconstrucción, el centro hospitalario pasó de tener un área para atender a cinco personas a espacios con capacidad de hasta 24 pacientes.

Caba dijo que la situación se agravó tras el proceso de jubilación de aproximadamente 1,700 médicos en varios hospitales sin que hasta el momento se haya repuesto debidamente a ese personal mediante concurso.

Aprovechó para denunciar que los bloques quirúrgicos fueron entregados sin equipamiento, razón por la que muchos quirófanos no han podido utilizarse. “Los muchachos están haciendo lo que pueden, están trabajando a manos peladas”, dijo.

Afirmó que con la reconstrucción que tuvo un costo superior a los RD$600 millones, se redujo el número de camas en más de un 40%, en un hospital con una gran demanda de pacientes, dejando 196 camas. También criticó que en la nueva emergencia polivalente los pacientes son mezclados sin tomar en cuenta la patología. “A un tuberculoso lo acuestan al lado de una gente que sufre de la presión”.

Dice se trabaja con presión y dificultades

Dijo que muchos de sus colegas están inconformes con la situación que se vive en el hospital pero no se atreven a denunciarlo por temor, ya que varios fueron nombrados por recomendaciones políticas. “Tienen miedo de hablar, yo hablo porque mi suerte está echada y a mí nadie me va a cambiar a esta altura de juego, pero hay miedo, ellos saben que se está trabajando con dificultad y con presión”. Resaltó que hace poco fueron cancelados 60 empleados.

Comparte esta Publicación:
TURNO LIBRE TV