¡RISA, DOLOR Y TRISTEZA!
Escrito por Basilio Rojas el Martes 16 de Junio del 2020.

¡RISA, DOLOR Y TRISTEZA!

Ahora que ya escuchamos decir en voz de nuestro Presidente Miguel Mario Diaz-Canel Bermúdez en su alocución al pueblo de Cuba este jueves 11 de junio, durante el espacio televisivo Mesa Redonda, que a mediados de la próxima semana o a inicios de la otra posterior nuestro país comenzará el paso a la etapa de postpandemia me dan ganas de reír.
Y no me río por lo que dijo el presidente si no por lo que dijeron todos aquellos incrédulos que no confiaban en nuestros principales dirigentes y la gran obra que es la Revolución cubana.
Antes de llegar la pandemia a nuestro pequeño caimán antillano muchos vaticinaban que si el coronavirus entraba tendríamos miles de muertos y especulaban de nuestro sistema de salud, del estado de los hospitales, de la falta de alimentos, del déficit de combustibles, de la situación con el agua en muchos lugares, de la falta de mascarillas y medicamentos, etc,etc,etc.
Todos hemos podido ver, que como si fuéramos hormiguitas nos fuimos uniendo mucho más y nos comenzamos a preparar en todos los frentes para esperar al temible enemigo del que no se conocía mucho en aquellos momentos y hasta las ropas en desuso sirvieron para la confección de los tan necesarios,aunque incómodos nasaobucos.
Después del 11 de marzo cuando aparecieron los primeros casos todos nos aterramos y una vez más la dirección del país nos pidió fuerzas y nos dijo que viviríamos y venceríamos y muchas personas de otras partes del mundo, incluyendo cubanos que ya no viven aquí, pensaban que eso era mentira.
¡Que poco nos conocen!, parece que no saben que somos de estirpe mambisa, que comemos y bebemos lo que sea, que llevamos sangre de indígenas, negros africanos, chinos, españoles y quien sabrá de qué más,y que Fidel y Raúl nos enseñaron a resistir a pesar de las adversidades.Nunca se imaginaron que nuestros agradecidos campesinos donarían gratuitamente la comida para los enfermos, embarazadas, hospitalizados y los de menor poder adquisitivo
En estos días he sentido más cerca que nunca a nuestro Comandante en jefe,en los centros científicos, en los hospitales, en la Brigada Henry Reeve, en la biotecnología, en los campismos y otros lugares que sirvieron como centros de aislamiento, en la Escuela latinoamericana de medicina, en los clubes de computación, en los canales educativos, los programas de enseñanza a distancia y en muchos,muchos lugares más.
Hoy Cuba llora algo más de 80 compatriotas fallecidos a causa del nuevo coronavirus pero ninguno murió en las calles, a ninguno le faltó un hospital, tampoco alimentos, ni un medicamento, ni un médico o un enfermero al pie de su cama, tampoco los familiares tuvieron que abonar un centavo para su tratamiento.
Quiero ver qué van a decir hoy los que nos critican, los que suben a las redes cualquier cosa que pueda lacerar las bondades de este sistema socialista y que nada más están para criticar los puntos oscuros del sol y no son capaces de reconocer todo lo que ilumina.
Hoy los cubanos pobres y humildes para los que se hizo esta revolución podemos reírnos de los que no creyeron en nosotros, y sentimos dolor y tristeza por los que teniendo tanto no pudieron resistir a esta pandemia que será recordada por cientos de años.

Comparte esta Publicación:
TURNO LIBRE TV