Maduro aprovecha la brecha del destino al máximo, lo salva el petróleo
Escrito por la redacción el Miércoles 6 de Julio del 2022.

Esta historia podrá parecer larga, pero no lo es tanto como se ha extendido la sinrazón hegemónica para castigar a Venezuela, obligando a Nicolás Maduro a ejecutar cosas inenarrables y a su pueblo a padecimientos de todo tipo. El mundo está cambiando, sin embargo.

Justo en las últimas horas, Maduro, en favor de los venezolanos, a quienes una guerra lejana y fortuita, se pavonea andando y desandando con una libertad inusitada buscando mejorar su suerte.

“Rusia y Venezuela ampliarán la cooperación en el sector petrolero y trabajarán en un pacto para eludir las sanciones occidentales”, rezaba el titular de la prensa soviética. Y así es. Mientras Rusia arma la guerra a Ucrania, los padrinos de Ucrania piropean a Maduro contrariando todas las predicciones, porque golosean el mismo negocio del petróleo que tiene Venezuela en abundancia.

Maduro anda retando lo que llama la “arrogancia” de los líderes de la Unión Europea y Estados Unidos, levantando por sí mismo, las sanciones económicas contra Rusia, que según dijo amenazan la seguridad alimentaria de numerosos países. En conjunto, Rusia y Ucrania exportan casi un tercio del trigo y la cebada que se consume en el mundo, más de 70% de su aceite de girasol y son grandes proveedores de maíz. Rusia es el mayor productor de fertilizantes del planeta.

El mundo está cambiando aceleradamente, a la velocidad que dictan los avances tecnológicos. A confesión de parte, relevo de pruebas: “Las condiciones externas han cambiado para mucho tiempo, por no decir para siempre (…) Para no regresar a la URSS en ciertos aspectos tenemos que centrarnos en la iniciativa privada. Sin eso, no hay espacio para el desarrollo tecnológico”. Confesión de la jefa del Banco Central de Rusia (BCR), Elvira Nabiúlina, en medio de su intervención en la reciente conferencia del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

“La economía de la URSS era ineficiente en varios sentidos, era cerrada, no competitiva, ineficaz porque estaba demasiado centralizada. Eso no es así ahora en Rusia y no será así. Habrá una economía más eficiente, más flexible, más propensa a los cambios, más resistente a las pandemias”, insiste el exministro de Desarrollo Económico y ahora asesor de Vladimir Putin, Maxim Oreshkin.

“Putin: La era del mundo unipolar ha terminado a pesar de los intentos de preservarlo a cualquier costo”, decía el presidente en el mismo foro anual de negocios SPIEF en San Petersburgo, dedicado al futuro de Rusia y el resto del mundo a raíz de la renovada presión de las sanciones occidentales contra Moscú.

“Los llamados países de los “mil millones de oro” todavía creen que son superiores y consideran que el resto de los países del mundo para ser sus colonias, aprovecha Putin para dar una clase de leninismo del puro sobre …(El billón de oro es un término, en el mundo de habla rusa , que se refiere a las personas relativamente ricas de las naciones industrialmente desarrolladas o de Occidente . Mil millones de oro – https://es.abcdef.wiki/wiki/Golden_billion)… (Es la teoría, que sostiene que la riqueza de Occidente, incluida la de las clases bajas, se basa principalmente en la explotación de las antiguas colonias en el tercer mundo , no es nueva en Rusia, donde fue popularizada por primera vez por Vladimir Lenin , en “El imperialismo, la etapa más alta del capitalismo”.

La teoría

Lenin describió la relación entre capitalismo e imperialismo, donde la fusión de bancos y cárteles industriales produce capital financiero. La etapa final, imperialista del capitalismo, se origina en la función financiera de generar mayores ganancias de las que puede producir el mercado interno; así, las empresas exportan capital (excedente) , lo que, a su debido tiempo, conduce a la división económica del mundo entre monopolios comerciales internacionales y estados imperiales europeos que colonizan grandes porciones del mundo para generar ganancias de inversión. Mientras que Lenin y otros antiimperialistas marxistas como Immanuel Wallerstein pidieron el fin del dominio de las naciones desarrolladas a través del comunismo internacional, Kara-Murza y ??sus contemporáneos en Rusia creen en una restricción del libre comercio (especialmente con Occidente).

Agregó Putin que “las élites gobernantes de Occidente viven en un mundo de ensueño y se niegan a ver que se produzcan cambios globales; en las últimas décadas, se han formado nuevos centros poderosos en el planeta […] cada uno de ellos desarrolla su propio sistema político e instituciones públicas, implementa sus propios modelos de crecimiento económico y, por supuesto, tiene derecho a protegerse, a garantizar la soberanía nacional. Estamos hablando de procesos reales, de cambios verdaderamente revolucionarios, tectónicos en la geopolítica, la economía global, la esfera tecnológica, en todo el sistema de relaciones internacionales”.

Mientras, en el entorno norteamericano, “la creciente inflación y la inminente recesión están bifurcando el apoyo demócrata, con los mercados bursátiles cayendo en picado”, dice economista Michael R. Englund, director principal y economista jefe de Action Economics.

Volviendo a la brecha de Maduro, la prensa de todo mundo informativo lo puso de relieve: “Biden suaviza sanciones petroleras a Maduro”.

¿Cuál sería el motivo para esta variante de las relaciones del gobierno norteamericano frente a la “dictadura” de Nicolás Maduro?

El gobierno de Joe Biden quiere que Maduro, retome el abandonado diálogo con lo que ellos entienden es la oposición política en Venezuela. Pero, realmente, lo que en Washington desean es que, de inmediato, la petrolera Chevron Corp. negocie una licencia con PDVSA, empresa del estado venezolano.

Estados Unidos que sigue reconociendo un gobierno interno al que nadie hace caso en Venezuela y gran parte del mundo, encabezado por el político opositor Juan Guaidó, se ha encontrado en el camino con la crisis energética mundial generada a partir de la operación de guerra promovida por Rusia, en Ucrania.

Días después, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sacó  de su lista negra al sobrino de Nicolás Maduro, (en realidad, sobrino de la esposa de Maduro, Cilia Flores), Carlos Erik Malpica Flores, extesorero nacional y vicepresidente de la petrolera estatal de Venezuela, PDVSA.

Si habrá conversaciones de negocio energético, entre Estados Unidos y Venezuela, deberán iniciar en la persona de Carlos Erik Malpica Flores, por la petrolera estatal PDVSA.

PDVSA y la compañía italiana Eni SpA y la española Repsol SA, ya empezaron a enviar petróleo venezolano a Europa.

Todo esto ocurre mientras Maduro recorre el mundo retando el truño norteamericano. El petróleo está produciendo muchas cosas.

Comparte esta Publicación:
TURNO LIBRE TV