China impulsa y EEUU obstaculiza en la ONU, al buscar soluciones para Haití
Escrito por la redacción el Lunes 18 de Julio del 2022.

Entre las grandes desgracias históricas que han constituido el cerco para que la República de Haití se encamine hacia un desarrollo posible está la condicionada y hegemónica proximidad de Estados Unidos.

Donald Trump, un raro espécimen político que gobernó a Norteamérica, llegó a los extremos de incluir a Haití entre un conjunto de naciones muy pobres y necesitadas que él en su arbitrariedad de carácter llamó “países de mierda”. “No deberíamos recibir inmigrantes de “países de mierda” como Haití”, exclamó Trump con desparpajo y desprecio. Lo publicó así su propia  prensa, The Washington Post, y más tarde, The New York Times.

En días recientes, en contraposición, China, la gran potencia asiática, lejana de Haití en la distancia, ha mostrado un énfasis definitivo por ayudar a enfrentar la debacle que padece esa misérrima nación, ahogada por el desorden de las armas de fuego en manos de bandoleros callejeros.

De por sí, como consecuencia de la influencia y el control que mantiene la embajada norteamericana en Puerto Príncipe, China, desafortunadamente, no ha podido establecer relaciones con Haití. Está claro, mientras la orfandad de gobierno en Haití no decida desatar su nudo diplomático con Taiwán para tranquilidad del Departamento de Estado norteamericano, los chinos mantendrán el truño.

China puede estar buscando un mayor papel en Haití a medida que el Consejo de Seguridad de la ONU extiende allí, su misión política, sospechan abiertamente en Estados Unidos.

Una información firmada por Peter Aitken, de la reconocida agencia norteamericana de derecha Fox News, decía en estos que “el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó por unanimidad (Resolución 2645 (2022), para “extender su Oficina Integrada de la ONU en Haití (BINUH) por otro año, “pero no respaldó una disposición liderada por China para incluir algunas prohibiciones sobre las transferencias de armas pequeñas y ligeras”. Fue sólo una sesión de 30 minutos. Y la agencia europea France 24, refuerza con su criterio de que “China presiona a la ONU para prohibir las armas en Haiti”.

Estados Unidos Estados Unidos no ha dicho que se opone a la propuesta de medidas de desarme en Haití, pero, sí, que deben ser las adecuadas, y que haya un comité de sanciones o un grupo de expertos de la ONU para supervisarlo.

Lo que se supo difundido por una publicación haitiana Haití Libre (IciHaití.com) fue lo de la presencia de autoridades actuales haitianas en la sesión de la ONU, quienes hicieron trascender en esos medios periodísticos, que “al final de las intervenciones, China bloqueó en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución de apoyo a Haití redactada por Estados Unidos, que deploraba “el deterioro de la situación política, de seguridad y humanitaria” subrayando “la urgente necesidad de mantener libres y elecciones presidenciales y parlamentarias justas en 2021”. Según algún diplomático, dice la misma información, “esta decisión china podría estar relacionada con el inquebrantable apoyo de Haití a Taiwán”.

“No entiendo”, dijo un observador. Y de inmediato citó un despacho de la agencia oficial rusa Sputnik, en la que se afirma que “el Consejo de Seguridad de la ONU prohíbió por unanimidad la exportación de armas a Haití, sumida en la violencia”.

Al mismo tiempo, se conoce un de despacho de la agencia oficial de noticias china Xinhuat, donde se resalta que China “ha presentado propuestas específicas razonables y factibles, sobre el avance del proceso político, el refuerzo en la construcción de las capacidades policiales, la lucha contra los flujos ilícitos de armas y finanzas y el fortalecimiento de la gestión de puertos y fronteras, entre otras”.

¿Por qué la influyente corporación de noticias norteamericana Fox News ignora estos últimos detalles que difunden los rusos y los chinos, sobre lo que se está moviendo en las altas instancias de seguridad de la ONU, en relación con la situación haitiana?

Podría entenderse mejor si se lee más adelante lo que resalta Fox News: “La moción (de China) presenta otro ejemplo de China que intenta aumentar su participación en la isla”.

Zhang Jun, embajador de China ante las Naciones UnidasZhang Jun, embajador de China ante las Naciones Unidas

Lo que sí tiene interés Fox News en resaltar es que “el mandato de la ONU permanecerá vigente hasta el 15 de julio de 2023, con un enfoque en ayudar al establecimiento de un proceso político liderado y desarrollado localmente que permitirá elecciones presidenciales pacíficas, libres y justas”. Es precisamente en lo que la ONU y su Consejo de Seguridad se han mostrado inútiles y fallidos en conseguir, durante años de presencia en Puerto Príncipe, antes y después que los norteamericanos derrocaron el gobierno de Jean-Bertrand Aristide, en 1994.

Esta agencia norteamericana, Fox, no esconde su énfasis. “China quería acciones más agresivas y solicitó un embargo total del movimiento de armas pequeñas a “actores no estatales involucrados o que apoyan la violencia de pandillas” dentro de Haití.  Lo que se teme en Estados Unidos es que China pueda buscar un mayor papel en Haití, a medida que el Consejo de Seguridad de la ONU extiende su misión política”.

La resolución del Consejo ONU considera que “el gobierno de Haití debe proporcionar una actualización sobre el progreso hacia estos objetivos antes del 17 de octubre de este año”, ¿pero cuál gobierno, si eso es lo que no hay en Haití?

De inmediato Fox News se empeña en resaltar que “Estados Unidos y México presentaron una resolución (dígase un proyecto de) que tiene como objetivo mejorar la capacidad de la Policía Nacional de Haití (…) ¿cuál policía, si eso tampoco existe en Haití? para combatir la violencia de las pandillas y coordinar el apoyo de la comunidad internacional para abordar el tráfico ilegal de armas”.

Al continuar rastreando los detalles y conceptos de FOX, se encuentra que su criterio es el de que “el mayor interés de China en el país (Haití) puede haber surgido debido a que los anteriores líderes haitianos reconocieron a Taiwán. Los Estados Unidos de Norteamérica especulan que Pekín podría intentar influir en cualquier transición política para convencer al país de cambiar su postura sobre el tema de Taiwán”.

Lo que podría estar ocurriendo es lo que afirman grupos progresistas haitianos fuera del poder, cuando dicen que “la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es orientada por Norteamérica, para hacer y deshacer con la suerte de los haitianos, mientras esa pequeña nación está inutilizada en un total desorden protagonizado por pleitos de bandoleros callejeros, y marca su presencia en suelo de Haití en un fácil farniente, que por demás constriñe a ese país”.

En realidad, desde la ONU se informó dos veces sobre la susodicha resolución 2645 (2022). Una primera vez, el día 15 de julio, y en segunda ocasión el 16 de julio. La primera vez, la ONU enfatiza al difundir la resolución en su web oficial que el mandato: “decidió que su unidad policial y penitenciaria de la ONU en Haití, incluirá hasta 42 civiles y personal adscrito que actuará como asesores, y que su unidad de derechos humanos incluirá capacidad específica para abordar la violencia sexual y de género”. Un gentío cobra dólares de la ONU y los progresistas haitianos dicen que es una estructura manejada por la embajada norteamericana en Puerto Príncipe, asumiendo todos los puestos de influencia en el gobierno haitiano.

Sólo hay que ver lo que resolvió la ONU sobre las funciones del BINUH de manera reiterada, y se entenderá el sentido de lo que dicen estos grupos de la sociedad civil haitiana, de que la ONU tiene penetrada, acompañada de la embajada de Estados Unidos, cualquier nivel de las posibles estructuras de decisiones en Haití.

A ver: “Decide que la unidad penitenciaria y de policía de la BINUH incluirá hasta 42 civiles y agentes adscritos, que actuarán como asesores penitenciarios y policiales bajo la dirección de un jefe de policía civil de las Naciones Unidas, y que la unidad de derechos humanos de la BINUH tendrá capacidad específica para abordar los problemas sexuales y violencia de género, incluyendo los medios para identificar a los asesores de protección de la mujer, según corresponda”.

Algunas delegaciones en el Consejo de la ONU demandaron con interés el informe del Secretario General para el 15 de octubre (son 90 días de plazo), sobre cómo combatir mejor la violencia de las pandillas en Haití.

El representante de China en la ONU, Zhang Jun, citado por XinHuat insistió en resaltar que “el hecho de que el proyecto de resolución haya recogido muchas de las propuestas de China (…) Pese a que la resolución que se acaba de aprobar tiene todavía un indudable margen de mejora, en general, es un paso correcto en la dirección correcta”.

China ha hecho despertar a la ONU de su no hacer nada útil en Haití, y junto al esfuerzo de Rusia, que sí tiene relaciones diplomáticas con Haití, y otros países como Kenya, han logrado arrancar una resolución al Consejo de Seguridad de la ONU para que ninguna nación del mundo pueda exportar armas a Haití, en busca de contener los ímpetus de la delincuencia.

Dmitry A. Polyanskiy representante permanente de la Federación de Rusia, dijo que acordar el proyecto de resolución “no fue sencillo para ningún miembro del Consejo”. Y advirtió que “las voces haitianas cada vez más fuertes afirman que la BINUH es parte del problema, ya que la tarea principal de la misión es ayudar a establecer el diálogo político, por lo que el Consejo debe asegurarse de que sus decisiones permitan a los haitianos resolver sus problemas por sí mismos”. Son puntos de coincidencia con el progresismo de los grupos haitiano de civiles.

Pero Fox News desconoce que eso haya ocurrido.

XinHuat en una muestra del pensamiento del gobierno chino sobre Haití, expresa:

“Haití ha sido uno de los desafíos más complicados y prolongados en la agenda del Consejo de Seguridad. El compromiso de la ONU en Haití se remonta a principios de los años 90. Sin embargo, 30 años después, Haití apenas ha mejorado su situación. Más al contrario, el país caribeño se encuentra inmerso en una crisis todavía más grave.

“En octubre pasado, gracias a una iniciativa de China y algunos otros miembros del Consejo de Seguridad, se solicitó al secretario general de la ONU que realizase una evaluación del mandato de la BINUH, considerando las condiciones reales en Haití, lo que debería servir como referencia para que el Consejo reforzase la misión de una manera más específica.

“En los últimos nueve meses, las instituciones estatales de Haití han sufrido una parálisis general. Gran parte del país ha caído en un vacío de seguridad. La violencia de las pandillas es ahora más rampante. Y tanto la situación económica, como humanitaria, han estado en caída libre. Esto demuestra absolutamente que la evaluación estratégica y el ajuste esencial del mandato de la BINUH son imperativos”.

 

Sobre este particular los medios de Moscú están enfatizando las cifras que expone la misma ONU: “934 asesinatos, 684 heridos y 680 secuestros, la ONU revela que son las cifras que deja la violencia en Haití en la primera mitad del año”.

En respaldo de lo que llama la atención de los soviéticos, China insiste en que “justo cuando los miembros del Consejo negociaban el proyecto de resolución, estallaron enfrentamientos entre pandillas cerca de la capital, Puerto Príncipe, y la situación ha empeorado a un estado espantoso, después de que el Consejo de Seguridad adoptara una resolución para renovar el mandato de la BINUH.

“China, además de tener totalmente en cuenta las recomendaciones del informe de evaluación del secretario general, las fuertes aspiraciones del pueblo haitiano y las preocupaciones de los países vecinos de Haití y la región, ha presentado propuestas específicas razonables y factibles sobre el avance del proceso político, el refuerzo en la construcción de las capacidades policiales, la lucha contra los flujos ilícitos de armas y finanzas y el fortalecimiento de la gestión de puertos y fronteras, entre otras”. Y el gobierno de China dice que está celebrando las circunstancias de lo que ocurre en la ONU sobre la suerte de Haití.

“Esta resolución establece expectativas claras sobre las autoridades haitianas y los dirigentes de los partidos políticos. Envía claras advertencias a las pandillas de que el Consejo de Seguridad está siguiendo de cerca sus acciones. Y también confiere un mandato más fuerte a la BINUH.

“Haití no es productor de armas. Sin embargo, las armas que poseen las pandillas superan en cantidad y calidad a las de la Policía Nacional del país. Esto indica que el tráfico ilícito y la proliferación de armas constituyen una fuente de la violencia creciente entre las pandillas”.

Agrega el gobierno chino en la voz de su representante permanente en la ONU que “los países, al tiempo que apoyan a Haití para fortalecer sus capacidades de seguridad propias, también deben actuar coordinados y unidos prohibiendo la participación de sus ciudadanos en el tráfico de armas a Haití e impidiendo que sus territorios sean utilizados para tales fines. Esto es un paso necesario para contener, de manera efectiva, las actividades violentas de las pandillas y un requisito mínimo indispensable para demostrar su solidaridad con el pueblo haitiano.

Lamentablemente, la resolución no ha previsto estas cuestiones en los términos más enérgicos. China espera que esto no envíe un mensaje equivocado a las pandillas e insta a todos los países a fortalecer un control efectivo sobre la exportación de armas. China también trabajará con los países relevantes para seguir presionando por mayores esfuerzos del Consejo de Seguridad en esta dirección”.

Numerosos grupos no gubernamentales que laboran en Haití han hecho saber que el trasiego de armas no sólo es para beneficio de los bandoleros, sino que los empresarios privados mantienen su propio tráfico en los embarques aduaneros y que la misma policía haitiano mantiene talleres para rearmar armamentos que son importados para procesarlos en Haití. Además, cada grupo empresarial y desde el mismo gobierno, sin importar el sector que se instale, siempre se preocupan por armar y usar los servicios de los grupos pandilleros, ante la ausencia de seguridad pública que los resguarde.

Comparte esta Publicación:
TURNO LIBRE TV